Deshaciendo mitos: el corte de digestión

MADRID
Actualizado:

Guardar

Muchos son los mitos que existen acerca del corte de digestión, que se convierten en afirmaciones pero que carecen de base científica. Según el doctor Toledo-Pimentel, especialista de aparato digestivo del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, no es necesario esperar después de comer para poder meternos a la piscina o la playa, con miedo de poder sufrir el temido corte de digestión, «sino que son los cambios bruscos de temperatura, las comidas copiosas, o hacer ejercicio justo después de comer», afirma la especialista.

Si en el proceso de la digestión el cuerpo entra en contacto brusco con bajas temperaturas, la sangre se verá obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor, lo que origina mareos y vómitos, lo que popularmente se llama «corte de digestión». Es por eso que el introducirse bruscamente en agua fría justo después de comer puede ocasionar este problema.

En verano, tenemos que tener especial cuidado con la temperatura del agua de las piscinas y playas: «es fundamental mojarnos cada parte del cuerpo muy despacio. De esta forma conseguiremos que nuestro organismo se acostumbre a la temperatura fría del agua». El doctor Toledo-Pimentel afirma que lo más importante es evitar que nuestra temperatura corporal no suba ni baje de manera brusca, porque eso es lo que produce problemas en el proceso de digestión.

Al hacer una comida copiosa y seguidamente hacer ejercicio físico intenso ocurre lo mismo; la sangre que se concentra en el estómago debe fluir por todo el cuerpo para repartir oxígeno suficiente por los diferentes músculos que hayamos ejercitado, lo cual puede provocar también una parada en la digestión.

También hay ciertas comidas muy ricas en grasas o en azúcar que favorecen el corte de digestión. Son factores a tener en cuenta si se va a la playa o la piscina, que son los lugares donde se da este problema con más frecuencia.

Síntomas y actuación

El corte de digestión provoca un gran malestar a quien lo sufre, y puede haber diferentes síntomas: escalofríos, dolor de estómago, mareos y náuseas, piel pálida o urticaria, tensión y pulso bajo, visión borrosa y en casos graves, puede llegar a producirse incluso una parada cardiorrespiratoria.

En caso de sufrir alguno de los síntomas previamente mencionados, el doctor Toledo-Pimentel aconseja seguir estos pasos de actuación.

Salir del agua o dejar el ejercicio físico que estábamos practicando.

Evitar la lipotimia secando y tumbando con las piernas en alto al afectado.

Intentar mantener el calor corporal del afectado. Para ello procederemos a vestirle o tapar su cuerpo con el material que tengamos a mano.

Dieta líquida y beber mucha agua, ya que es probable que la víctima vomite o sufra diarreas.

Reposo hasta la recuperación total.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link

Cañas, aperitivos, barbacoas… ¿Es posible mantener la línea en verano?


Actualizado:

Guardar

Una de las cosas más complicadas cuando llega el verano es mantener hábitos alimenticios adecuados. Intentar mantener la línea y el peso es uno de los retos a los que muchas personas se enfrentan con la llegada de las vacaciones. ¿Es posible hacerlo? La Clínica Feel Good ha elaborado una lista de alimentos que, consumidos de forma equilibrada y compensando en el día a día, te van a ayudar a conseguir ese objetivo.

El primero de ellos es la ensalada. No es necesario que la ensalada sea sólo de tomate, lechuga y cebolla sino que hay que experimentar con algunos ingredientes que además de deliciosos son saludables. Podemos hacer ensaladas con pasta, con frutas, con verduras y con legumbres que además de disponer un alto efecto saciante tiene bajo contenido en grasa. Estas ensaladas son ricas en vitaminas y minerales, algo perfecto para poder mantener la figura y no coger kilos de más. Sólo en el tomate y la cebolla vamos a encontrar licopeno, antioxidantes y otros elementos que ayudan a reducir el colesterol.

Hemos hablado antes de ellas en las ensaladas, pero las frutas es el segundo alimento imprescindible. Quizá el calor del verano hace de él la época ideal para saborear y disfrutar de las frutas que, además de aportar hidratación por el agua que contienen, los nutrientes y vitaminas que contienen son esenciales y beneficiosos para el organismo. Sandía, melón, melocotones, ciruelas… las de temporada especialmente. De sabor dulce y muy jugosa la ciruela por ejemplo tiene propiedades laxantes, alto contenido en fibra y gran aporte en potasio. El melón, por su parte, es rico en agua, antioxidantes y vitaminas A y C.

¿Alguien conoce una forma mejor de tomar verdura que en gazpacho o salmorejo? Se las denomina sopas frías, pero nada más lejos de la realidad puesto que son una fuente muy potente de nutrientes y que además sirve para refrescarnos. Por ejemplo el gazpacho de pepino además de estar delicioso cuenta con el aporte de hidratación, es rico en fibra, diurético y tiene vitaminas C y E.

Aunque parezca mentira y muchos duden de su aportación positiva a la alimentación y a la dieta, los helados se pueden tomar y más si son de elaboración natural o casera. Deja a un lado los helados industriales y prueba a hacer uno de forma natural con las miles de recetas que puedes encontrar en internet. Utiliza frutas de temporada y mézclalas como quieras, obteniendo los sabores que desees.

Finalmente un pescado rico y que puede aportarnos una cantidad óptima de Omega 3, además de ser un referente en laépoca estival es la sardina. Contiene proteínas, minerales y vitaminas cmo la B, E y D que favorece la absorción del calcio y la fijación al hueso. Las grasas saludables de la sardina favorecen la circulación sanguínea en una época propensa a las inflamaciones de las extremidades por el calor. Como alternativa, el atún o el bonito, que tiene un alto contenido de grasas poliinsaturadas y también gran cantidad de Omega 3 que reduce el colesterol en sangre.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link

Por qué la única dieta que funciona debe empezar en agosto

MADRID
Actualizado:

Guardar

A estas alturas de curso muchos creen que ya no pueden adelgazar, y optan por tirar la toalla. Craso error, indica el doctor Adelardo Caballero, director y coordinador del Instituto de Obesidad de Madrid. «Siempre es un buen momento para empezar una dieta», recuerda este experto, para quien estas fechas no deben ser excusa para abandonarnos si no hemos llegado en nuestro peso ideal. «Precisamente el verano es el momento más obvio en que uno no está bien… y no viene mal señalar que seguramente por muy poco, si uno hubiera hecho las cosas correctamente durante el año, ahora no le sobrarían kilos. Por eso hemos de empezar a cuidarnos ahora».

En estas fechas, recuerda, es muy fácil subir de peso. «Se gana muy rápidamente y se pierde a muy largo plazo. Por eso cualquier mínimo descontrol de verano, que no le prestemos atención a una comida, a una cena de compromiso… No hay que olvidar que es muy, muy fácil engordar y muy, muy complicado bajar, y que esa dificultad nos suele angustiar mucho porque por lo general queremos hacerlo muy rápido y eso suele complicar un poco más la pérdida de peso. Hay que perder despacio, sin agobios…».

Para Caballero, a la hora de adelgazar «no hay secretos» pero sí hay algunos trucos muy fáciles que todos podemos poner en marcha desde este mismo mes de agosto: mantener un cierto orden, los horarios, comer cinco veces al día, no hacer recenas, evitar hidratos de carbono por la noche, comer despacio… y por supuesto, hacer ejercicio.

Algunos consejos para este verano

En verano hace calor y, por tanto, tenemos más sed. Pero las bebidas, asegura este doctor, engordan también o más que la comida. «Hay que ser muy moderado con el consumo del alcohol y tomar bebidas lo más naturales posibles, cosas que no estén muy elaboradas, zumos… o agua, que sería la mejor opción. Procurar, en definitiva, que no sean muy calóricas. Nos centramos mucho en la comida y no nos damos cuenta de que nos bebemos tres tintos de verano, o cuatro cervezas. Lo que se puede hacer es beber primero un vaso de agua y luego un solo tinto de verano».

De hecho aquellos que tienen hiperfagia (ganas de comer), explica, tienen mucha tendencia a no diferenciar entre lo sólido y lo líquido. «Aquellos pacientes gruesos que comen también suelen ser grandes bebedores. Y no por beber más (a no ser que sea agua) vas a tener menos sed. Ahora estos meses, en los que se abusa de la cerveza, de las horchatas… Que prueben a cambiar el orden de la ingesta: primero el agua, luego el refresco», insiste.

«Y si de lo que estamos hablando es el gin tonic o del cubata -prosigue-, pues debe saber que son altamente calóricos e intentar tomarlos a medias, o compartirlos con alguien, no ponérselos tan cargados… Disfruta de esos diez euros que has pagado para no tener que invertirlos después en el nutricionista».

Los errores comunes a todos

El doctor Caballero no tiene duda: «Si hay algo en lo que muchos fallan, es en tomar hidratos y en hacer recenas por la noche. Ese vaso de leche con galletas antes de irse a la cama porque a uno le recuerda a su infancia… Esas noches en las que uno se queda con hambre y va a la nevera a por un poco de queso… Esos dos son los errores más comunes vistos en consulta, pero son cosas que se pueden ir controlando poco a poco. El organismo es muy sensible a subidas pero también a bajadas y si se trabaja despacito responde muy bien».

Mantenerse activo

Y por último, explica, mantenerse activo no es para él pagar el gimnasio. «Me refiero más bien al “yo camino media hora todas las mañanas y media hora todas las tardes”. Esto sí es ejercicio físico, si se hace a cierto ritmo, y haría mucho por nuestra forma física, por nuestros kilos y en definitiva, por nuestra salud». «A los que les guste el gimnasio, les recomiendo también aprovechar para hacer cardio y deportes acuáticos en el exterior, nadar en el mar, en la piscina…», añade.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link

Nace el semáforo de los alimentos que indica los productos más apropiados para tu salud


Actualizado:

Guardar

Entender las etiquetas de los alimentos no es tarea fácil ni rápida. Entre la letra pequeña y los extraños componentes de los productos, muchas personas optan por no comprobar los ingredientes ni aditivos que contienen. Para poner fin a este hábito y crear consumidores responsables nace My Health Watcher.

Se trata de una aplicación que lee e interpreta los productos alimenticios en relación con el consumidor. Para ello el usuario debe crear un perfil con algunos datos de su salud como la edad, el peso, el nivel de colesterol, las intolerancias y alergias, además de indicar qué ingredientes o aditivos quiere evitar. En una misma cuenta puede haber diferentes perfiles para toda la familia.

«El objetivo es ayudar a que las personas se alimenten mejor, ayudar a que las empresas puedan hacer productos más saludables y adecuados para todo el mundo», explica Joan Gil, el CEO de la empresa. Para ello, la aplicación actúa como un semáforo. Al escanear el código de barras con el teléfono móvil, la aplicación ilumina la pantalla de rojo, amarillo o verde, colores que indican si el producto es perjudicial para tu salud, si se debe consumir con moderación o si se trata de un producto saludable para el perfil indicado, respectivamente.

La App también recomienda productos que son adecuados para el consumidor dentro de la misma categoría consultada. De esta manera pretende educar a los usuarios para que ellos mismos sepan los que le conviene. Sin embargo, My Health Watcher «no pretende ser una aplicación médica, ni tampoco sustituir a un médico o un profesional de la salud», advierte Joan Gil.

La App ya funciona en móviles IOS y Android con la primera versión del algoritmo. La base de datos en la que se basa está construida por la propia empresa para que sea «lo más fiable posible», según el CEO de la empresa. «Cada día introducimos unos 100 productos nuevos. Hasta ahora tenemos unos 15.000 y nuestro objetivo es llegar a los 140.000. Para que el margen de error sea mínimo, hay un departamento que se encarga de procesar, actualizar y contrastar la información de los productos», explica.

«La parte de responsabilidad social es una de las bases de este proyecto»
Joan Gil , CEO de MyHealth Watcher

«Detrás de la aplicación hay un equipo de ingenieros, diseñadores, nutricionistas y médicos que ayudan a personas que no tienen la capacidad económica para acudir a una consulta nutricional de una forma regular. La parte de responsabilidad social es una de las bases de este proyecto», asegura Joan Gil.

El punto de partida de la aplicación es la salud cardiovascular, «ya que es la principal causa de muerte en el mundo. Además, según las estadísticas, el 25% de la población española tiene obesidad, una enfermedad que provoca problemas serios, como infartos o ictus, que pueden llevar a la muerte», explica el CEO.

Joan Gil aconseja que en caso de tener un problema grave como una alergia, hay que comprobar siempre lo que está impreso en el paquete porque puede ser que el fabricante no haya informado de un cambio en la elaboración de este producto.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Ver los
comentarios

Source link

Comer pescado reduce el riesgo de mortalidad cardiovascular


Actualizado:

Guardar

Una ingesta de pescado de entre dos y cuatro raciones semanales reduce un 21 por ciento el riesgo de mortalidad por enfermedad coronaria, según un estudio de la Universidad china de Zhejiang destacado por la doctora Edel O. Elvevoll en su intervención en la V Conferencia Internacional de ARVI sobre el futuro de la pesca, enfocada en esta edición en los beneficios del consumo de pescado en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la obesidad.

De acuerdo con los resultados del estudio que ha citado Elvevoll, decana y profesora de Ciencias de la Alimentación Industrial en la Facultad de Ciencias de la Vida, Pesca y Economía, UiT, de Tromso (Noruega), la proporción entre el consumo de pescado y la reducción del riesgo de mortalidad por enfermedades coronarias es «directa».

Este análisis, llevado a cabo en 2012 entre más de 315.000 personas, mostró, en el caso de un bajo consumo de pescado (1 porción/semana), una reducción del 16 por ciento en el riesgo de mortalidad por cardiopatía coronaria. Este índice subió hasta el 21 por ciento para un consumo moderado (2-4 porciones de pescado/semana), y del 17 por ciento en casos de consumo alto (5 porciones/semana).

La científica noruega también ha hecho referencia a los beneficios del pescado para el desarrollo neurológico del recién nacido y del lactante, y ha manifestado que la ausencia de pescado en la dieta de las mujeres embarazadas «enfrenta al feto a un mayor riesgo cardiovascular».

Durante la jornada también se ha analizado el impacto que tiene consumir pescado en la prevención de ciertos tipos de cáncer y la obesidad. Así, Mariette Gerber, científica senior del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica francés (INSERM), ha realizado varios estudios sobre este consumo en la prevención del cáncer colorrectal, de próstata y de mama y ha destacado la «limitada relación» entre los ácidos grasos de los productos pesqueros y el cáncer.

Según Gerber, «aunque no se puede determinar la reducción del riesgo de cáncer por consumo de pescado, debido a las dificultades que plantean los métodos epidemiológicos, la probabilidad es alta en casos de cáncer colorrectal y de mama». «La posibilidad de padecer cáncer de mama o colorrectal es menor en los consumidores de dieta Mediterránea. En el caso del cáncer de próstata, no hay evidencias debido al menor número de estudios», ha destacado la experta.

Abandono de las dietas atlántica y mediterránea

Por su parte, la doctora Rosaura Leis Trabazo, coordinadora de la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Clínico Universitario de Santiago, ha abordado la DietaAtlántica/Estrategia NAOS y los aspectos saludables del pescado. «La obesidad, la gran pandemia mundial, es el trastorno nutricional y metabólico más frecuente en la edad pediátrica, y presenta en Europa una variación positiva Norte-Sur, probablemente en relación con el abandono de las dietas tradicionales saludables, Mediterránea y Atlántica, especialmente por parte de los más pequeños», ha indicado.

En su opinión, de seguir estos datos como hasta ahora, los niños «van a vivir menos que sus padres y/o que sus abuelos y con peor calidad de vida». «Además, los costes derivados de la asistencia a esta patología pueden llegar a poner en riesgo la persistencia del sistema sanitario», ha añadido.

Por último, el doctor Ángel Gil Hernández, catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Granada, que ha resaltado que la incorporación del pescado graso a las dietas puede contribuir «de forma moderada» a la reducción del peso corporal, del índice de masa corporal, «especialmente a la disminución de la circunferencia de cintura», así como «una reducción del colesterol total».

La V Conferencia ARVI también ha contado con la video-intervención inicial de la doctora María Neira, directora del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha aprovechado su saludo para poner sobre la mesa las dificultades de acceso al consumo de pescado.

«Las barreras comerciales, de precio, hacen que no aumente ese acceso al consumo de pescado. A veces los productos procesados son más asequibles desde el punto de vista del precio y de la facilidad para comprarlos que los productos frescos», ha lamentado, por lo que propone estudiar los «factores culturales y educacionales» que hacen que, en ciertas franjas de edad, los niños, se rechace el pescado.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Ver los
comentarios

Source link

Los motivos por los que las pipas de girasol son el mejor «snack» saludable


Actualizado:

Guardar

Picar entre horas resulta inevitable en verano. Como nos preocupamos por nuestra salud y queremos mantener nuestro cuerpo en línea para las vacaciones, qué mejor que recurrir a algún snack saludable para estos momentos de «gula».

Las pipas de girasol son unas de nuestras grandes aliadas para el verano ya que nos ayudarán a saciar el apetito entre comidas a la vez que aportan numerosos beneficios para nuestro organismo. Por ello, gracias a este alimento, no tenemos que resistirnos al capricho del picoteo mientras nos cuidamos.

De esta manera, las pipas de girasol destacan entre los frutos secos por sus beneficios nutricionales, perfectos para el mantenimiento de una dieta sana y equilibrada.

Para cuidarte en el día a día

Son una gran fuente de vitamina E, que nos ayuda a proteger de enfermedades al corazón y a todo el sistema cardiovascular y tienen propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir el cáncer y el envejecimiento de la piel.

Además, contienen zinc, que ayuda a estimular el sistema inmunitario y combatir cualquier tipo de agente infeccioso y son una fuente de fitoesteroles, una clase de compuestos químicos de origen vegetal que ayudan a reducir los niveles de colesterol y mejoran la salud del corazón.

Con deporte

Las pipas de girasol contienen minerales muy importantes, como el magnesio, que proporciona lo necesario para relajar los músculos y nervios del cuerpo.

Sus niveles de potasio ayudan a mejorar el rendimiento y evitar lesiones. También son ricas en selenio, un nutriente que además de frenar el estrés oxidativo, contribuye al mantenimiento de las articulaciones en buen estado.

Si estás embarazada…

Están especialmente indicadas para mujeres embarazadas, debido a sus altas dosis de folatos, un nutriente indispensable para el buen desarrollo del feto.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Ver los
comentarios

Source link