Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez, la historia de amor que nació en una tienda de Gucci

Madrid
Actualizado:

Guardar

No hay duda de que desde que se cruzaron sus caminos, sus vidas cambiaron por completo. A Cristiano Ronaldo le dio la estabilidad y la familia que tanto quiere y, en el caso de Georgina Rodríguez, el cambio fue mucho más radical. No solo encontró en él al hombre de su vida, sino que pasó, de la noche a la mañana, de dependienta de una firma de lujo a comprar en esas mismas tiendas y convertirse en influencer y modelo.

Esta semana, la pareja iba un paso más allá y hacía público su compromiso con un grupo de amigos en una controvertida fiesta en la que no faltaron la música, las sonrisas, los abrazos y los pétalos de rosa. Un compromiso que pone el broche de oro a una relación que comenzó allá por 2016 y que les ha puesto a prueba como pareja y como padres de familia numerosa.

Georgina y Cristiano se conocieron en 2016 en un encuentro fortuito en una tienda de Gucci en Madrid en la que la española trabajaba como dependienta. «Días después nos volvimos a ver en el evento de otra marca y fue entonces cuando pudimos hablar en un ambiente relajado, fuera de mi ambiente de trabajo. Fue amor a primera vista para ambos», confesó en una ocasión la modelo, que también describió las sensaciones que vivió cuando conoció a su pareja. «Me llamó la atención la altura, el cuerpo y la belleza. Estaba temblando frente a él, pero se encendió una chispa. Soy muy tímida y me agité frente a una persona que, con una sola mirada, me tocó profundamente. Luego la forma en que Cristiano me trata, me cuida y me ama hizo el resto», confesó Georgina en una reciente entrevista a la revista «Grazia».

Pocas semanas después, su romance se hizo público y se convirtieron en una de las parejas más aclamadas del panorama nacional. Georgina, que en el pasado había estudiado danza y tenía un perfil anónimo, pasó a acumular millones de fans en sus cuentas de redes sociales, convirtiéndose en una de las españolas con más seguidores en Instagram. En la actualidad ya ha realizado trabajos como actriz, modelo e «influencer» y suma en sus redes sociales casi 21 millones de fans.

Cuando se conocieron, tras la ruptura con Irina Shayk, el futbolista ya era padre de un niño, Cristiano Jr. Después dio la bienvenida a sus mellizos, Eva y Mateo, que nacieron en 2017 por gestación subrogada y cuyo embarazo coincidió con el de la influencer, que unos meses después dio a luz a la pequeña de la casa, Alana Martina. La pareja, que pronto se dará el «sí, quiero», presume así de haber formado la familia numerosa que siempre quiso.

Tras su época en Madrid, se trasladaron a Turín por el fichaje del astro por la Juventus. Allí pasan la mayor parte de su tiempo que, sin embargo, reparten también con Madeira, lugar de residencia de la madre del futbolista, Dolores Aveiro. La pareja adquirió hace unos meses un edifico entero en el que pasaron la cuarentena antes de volver a Italia y que es su refugio en el país vecino.

Georgina y Crisriano no lo dudan a la hora de gritar su amor a los cuatro vientos, pero son muy discretos cuando se trata de hablar de su vida privada, tal y como están demostrando tras haberse comprometido. A pesar de su habitual discreción, Cr7 ya había confesado de manera pública sus deseos de casarse en algún momento y sus sentimientos hacia su pareja: «Nos casaremos algún día, seguro. Es también el deseo de mi madre. Así que algún día, ¿por qué no? Ella es mi amiga. Tenemos conversaciones, le abro el corazón y ella me abre el corazón a mí (…) Es una persona fantástica, estoy enamorado de ella», aseguró en una entrevista con Piers Morgan.

Ver los
comentarios

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *