«La historia tendrá que juzgarlos»

Madrid
Actualizado:

Guardar

Durante las últimas semanas han sido muchas las personalidades que se han movilizado para echar una mano en la crisis sanitaria, bien sea a través de donaciones o de incentivar a la población a permanecer en sus hogares, reforzando el mensaje de las autoridades. Pero también hay quienes han aprovechado su voz para mostrarse tajantes frente a la gestión de la crisis por parte del Gobierno, a los que se suma también Bertín Osborne.

El presentador y su mujer, Fabiola Martínez han concedido una entrevista a la revista «Semana» en la que se sinceran sobre cómo está llevando su familia esta situación de emergencia sanitaria. El cantante y presentador, por su parte, también reflexiona sobre cómo han manejado los políticos la crisis provocada por el coronavirus: «Esto daría incluso para escribir una enciclopedia y no hay tiempo. Me ha parecido lamentable que tardaran en darse cuenta de la gravedad y tomaran medidas. La historia tendrá que juzgarlos por su responsabilidad o falta de ella en este desastre humanitario».

Pero el matrimonio no quiere dejar de alabar la gran labor de todos los trabajadores y sanitarios que están sacado adelante la situación y la solidaridad que ha provocado en tantas personas esta complicada situación. «Lo mejor es ver la grandeza de las personas, todas ayudando en lo que pueden, ya sea quedándose en casa, haciendo voluntariados (…) Creo que de esta nos hemos humanizado un poco más. Hemos pasado de no saber ni quién era el vecino a reuniones colectivas de balcones, patios y ventanas», comenta Fabiola a la citada revista.

Fabiola Martínez y Bertín Osborne
Fabiola Martínez y Bertín Osborne

Sobre su situación particular, no niegan que para ellos ha sido una gran preocupación la salud de su hijo mayor, Kike: «Un niño con discapacidad es muy, muy vulnerable. Una gripe común se puede complicar a nivel respiratorio, pues no me puedo ni imaginar lo que supondría contagiarse con coronavirus».

El confinamiento ha cambiado sus rutinas, al igual que la de millones de españoles, y, aunque se muestran agradecidos por vivir en el campo, que califican como una gran «suerte», el artista también está sufriendo las consecuencias de la crisis en su trabajo, que se ha visto paralizado por completo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *