Guía para mantener una familia unida

En estos tiempos en los que cada uno va a lo suyo y en los que el ajetreo diario no nos deja tiempo para nada no es fácil mantener una familia unida. Lo malo es que nos damos cuenta de lo que estamos perdiendo cuando es demasiado tarde. Por eso conviene pararse de vez en cuando y analizar si realmente estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para reforzar los vínculos familiares.

9 consejos para mantener una familia unida

Fomentar el respeto

Faltar el respeto a nuestra pareja es más habitual de lo que debería. El cansancio no debe ser excusa, y menos cuando tenemos hijos ante los que tenemos que dar ejemplo. No hace falta decirte que son como esponjas que absorben todo lo que les rodea, tanto las cosas buenas como las malas.

Por tanto, si quieres que ellos te respeten o respeten a su familia el día de mañana, tienes que hacer lo posible por inculcarles desde pequeños ese valor.

Potenciar la comunicación

Uno de los secretos de quienes han logrado mantener una familia unida es no dejar nunca de comunicarse. Los hijos cuyos padres se preocupan de saber cómo están saben que pueden recurrir a ellos y contarles todo lo que les preocupa.

Ser imparcial

Asimismo, si entre tus hijos surge un problema, no tomes partido por ninguno delante de ellos. Después sí que puedes hablar con cada uno por separado y decirles en qué se ha equivocado cada uno o qué podían haber hecho para llevar mejor la situación.

Respetar las opiniones de los demás

Tener la misma sangre no implica pensar del mismo modo. Por eso es importante que respetes las opiniones y decisiones de todo el mundo. Aunque no te gusten. Siempre puedes tratar de dar tu opinión para ayudar, pero no de imponerla.

Además, cuando surja un problema, debéis afrontarlo todos juntos.

Pasar tiempo en familia

Hay que aprovechar los fines de semana y las vacaciones para organizar actividades en las que participéis toda la familia. Pueden ir desde salir a comer hasta ir al cine, hacer deporte o realizar un pequeño viaje.

También puedes empezar una nueva tradición familiar. Por ejemplo: noche de cine los viernes o tarde de juegos de mesa los sábados.

Organizar reuniones con el resto de los familiares

La familia no sois solo los miembros de tu hogar. También hay primos, tíos, sobrinos, abuelos… Si no hay nadie que organice quedadas familiares para que os reunáis todos de vez en cuando, conviértete tú en la anfitriona. De esta forma, lograrás que se limen asperezas entre los familiares que hayan tenido pequeños problemillas.

Al mismo tiempo, puedes crear un grupo de WhatsApp y así os mantendréis en contacto continuamente.

Un espacio para cada uno

Si hacer actividades juntos une, el que cada miembro de tu familia tenga su propio espacio también ayuda a que haya armonía en el hogar. Respeta los momentos en que los tuyos estén en sus cuartos, pues todos necesitamos estar a solas.

Reservar tiempo para tu pareja

Entre tanta actividad familiar también debes encontrar tiempo para pasarlo a solas con tu pareja. De lo contrario, acabará pasándoos factura.

Cenar o comer todos juntos

Igualmente importante es buscar un momento del día para sentaros todos juntos en la mesa y hablar de cómo ha ido el día. Lo ideal sería que la conversación no se viera interrumpida por la tele, el móvil o la tablet. A nadie le va a pasar nada por estar media hora al día desconectado del mundo virtual.

En definitiva, para mantener una familia unida debes tener paciencia y ser comprensiva, prudente, generosa y sincera.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *