Marcos Luengo pinta de belleza la pasarela


Actualizado:

Guardar

La última jornada para los diseñadores consagrados de esta 71 edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid la inaugura Marcos Luengo. El diseñador asturiano, tras las pocas ediciones lleva en la pasarela se ha convertido en una referencia de la moda española, prueba de ello son los datos que ha publicado GPS Radar, desarrollada por Launchmetrics, una comunidad para profesionales de moda en la que se comparten diferentes tipos de contenidos y eventos y en la que se estudian el interés que despiertan internacionalmente los diseñadores que participaron en las dos anteriores ediciones de la pasarela . Y las conclusiones que han llegado es que el diseñador Marcos Luengo encabeza el ranking con gran ventaja sobre la segunda clasificada que es Agatha Ruiz de la Prada y en tercer lugar, Juan Duyos. «Me he enterado a través de una llamada para hacerme una entrevista», nos comenta entre asombrado y orgulloso el diseñador.

Con una pasarela a reventar, la mayoría de ellos, su clientela, tanto la de Oviedo como la de Madrid, como el Marqués de Griñón y su mujer, los dos puntos de venta que tiene actualmente el diseñador, empiezan a aparecer los primeros looks. El negro y el blanco, el gris y especialmente el tartán, punto de referencia de esta colección tras un viaje a Escocia. De ahí también el volumen que le ha otorgado a las mangas y hombros, reflejo del campo escocés, como el tableado de las faldas, en lanas especialmente.

Para la noche, las telas adquieren aún más importancia, especialmente por su gran calidad, como la falla, tafetán, pieles, pero también por su colorido. En su interés por la pintura abstracta y en una conexión perfecta con el pintor Kike Garcinuño, aparecieron sobre pasarela una espectacular capa en terciopelo, pero ese estampado se fue repitiendo en looks, al igual que todo el rico colorido del estampado en prendas monocolor: azules eléctricos, limas, naranjas, amarillos, rojos, rosas, verdes…

Siluetas ajustadas mediante corpiños y corsé, «la primera vez que los hago», nos confesaba antes de dar comienzo su desfile. Abrigos, pantalones, vestidos, chaquetas, sastres, capas… Y como broche final, un espectacular vestido de novia. Como complemento unos gorros y chisteras que encajaban a la perfección en esta colección, realizados por Nana Golmar de forma artesanal –doy fe porque vi rematar in situ alguno-.

Antes de poner sobre las tablas su magnífica colección, Marcos Luengo nos comentaba que «él pone todo lo que sabe en sus colecciones, porque en todo lo que se hace hay que llegar a la excelencia». Esta colección es excelente.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *