Este es el método que debes seguir para limpiar toda tu casa de forma rápida y efectiva


Actualizado:

Guardar

Limpiar la casa no es la tarea favorita de nadie. Sin embargo, hay que hacerla. Y datos como que las españolas dedican dos horas más al día que los hombres al hogar y la familia demuestran que cualquier truco para conseguir un hogar limpio y ordenado, en el menor tiempo posible, es bienvenido. Por eso, os traemos el método de la profesional de limpieza Melissa Maker.

Este experta en limpieza de « Clean My Space», un servicio de limpieza de Canadá, ha diseñado lo que ella llama «3 Wave System», es decir, un método para limpiar la casa en tan solo tres pasos con el que promete cambiar tu visión de la limpieza. «Con mi sistema, ya no te embarcarás en la tarea con frustración y tristeza; sino que lo entenderás, le sacarás sentido y conseguirás limpiar de manera rápida y efectiva, consiguiendo mejores resultados», asegura en su blog.

«Todos tenemos mejores cosas que hacer que pasarnos el día limpiando la casa», comenta Maker, que decidió plasmar en su libro «Limpia mi espacio: el secreto para limpiar mejor, más rápido y amar tu hogar todos los días» las claves para afrontar esta tarea que provoca grandes tensiones y discusiones en los hogares, afectando directamente nuestras vidas.

Estos son los tres pasos de los que se compone el sistema de Maker:

1. Determina las MIA (áreas más importantes, del inglés «Most Important Areas»).

La experta recuerda que no es necesario limpiar la casa al completo siempre. Lo mejor es concentrar los esfuerzos en las partes del hogar que estén tan sucias o desordenadas que ya no puedes ni ver. Así, mientras que el resto de cosas deberás limpiarlas de manera eventual, deberás enfocarte en las MIA de manera regular.

2. Utiliza las mejores prácticas de limpieza (PTT).

PTT se refiere a productos (en inglés «products»), herramientas («tools») y técnicas («techniques»). Y debes contar con lo mejor. Maker insiste en que hay que equiparse de manera adecuada para abordar el trabajo de limpieza con éxito, minimizando la frustración y el tiempo perdido. «¿Tengo todos los productos que necesito»?, «¿Tengo todas las herramientas?». Cuando respondas de manera afirmativa a ambas cuestiones, puedes pasar a la técnica.

La clave para conseguir limpiar todo es seguir el sentido de las agujas del reloj. Tal y como explica en su libro, Maker propone empezar por la puerta de una estancia y seguir limpiándola en dicho sentido, acabando en el mismo punto por el que empezaste (la puerta). Así sabrás que has limpiado todo.

En este momento, has de seguir las tres «olas» -como ella misma define-, es decir, otros tres puntos claves:

Ordenar y recoger: «Es casi imposible limpiar un espacio desordenado», asegura la experta. Por ello, es fundamental despejar la zona y colocar las cosas en su sitio.

Limpiar siempre de arriba a abajo: este punto implica llevar a cabo una limpieza real (desinfectar, frotar…). Comienza en el mismo punto de partida y, en sentido de las agujas de reloj, limpia siguiendo un orden para conseguir «resultados eficientes».

Fregar suelos y rematar.

3. Desarrolla rutinas y horarios de limpieza.

Maker asegura que programar el tiempo de limpieza es fundamental, ya sea diario, semanal, mensual o anual, para ser conscientes de lo que tenemos que hacer y cuánto tiempo se necesita para poder organizar el resto del día.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

«El Omega 3 es como el 3 en 1 para los niños con trastorno del neurodesarrollo»

MADRID
Actualizado:

Guardar

«El Omega 3 beneficia a los niños con trastornos del neurodesarrollo, porque favorece el funcionamiento cognitivo. Siempre digo que es como el 3 en 1 del cerebro. Permite fluir de forma mucho más facil el intercambio de neurotransmisores y los mecanismos de las conexiones cerebrales y con eso, favorece el funcionamiento cognitivo», asegura el neuropediatra infantil Manuel Antonio Fernández, director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediátrica, y experto en ayudar a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

¿Qué son exactamente los Omega 3? Si se pueden encontrar de forma natural, ¿por qué habríamos de dar suplementos a un niño?

Los Omega 3 son unos ácidos grasos «esenciales», lo que quiere decir que necesitamos tomarlos en la dieta porque no los fabrica nuestro organismo. Estos ácidos grasos se encuentran principalmente en el pescado azul y en ciertos vegetales.

Muchos estudios sugieren que el consumo de omega-3 tiene efectos benéficos sobre el cerebro. Tanto es así que en la actualidad, todas las leches infantiles llevan incluidos en su composición unos noveles determinados de ácidos grasos omega 3 y omega 6 debido a los beneficios demostrados para mejorar el desarrollo cerebral y visual.

Si bien en la dieta mediterránea hay unos niveles proporcionalmente adecuados de ácidos grasos omega 3 y 6, no son suficientes para cumplir los requerimientos necesarios del organismo. Más aún con los cambios actuales de la dieta hacia los preconizados…

¿Cómo actúan en el cuerpo humano?

En general se sabe que los ácidos grasos omega 3 y 6 consiguen, cuando se toman a dosis adecuadas, favorecer una sangre más fluida, menos espesa. Esto favorece la circulación a los diferentes órganos del cuerpo disminuyendo los riesgos cardiovasculares y también mejorando la circulación cerebral.

Por otro lado, estos ácidos grasos forman parte de la membrana de todas las células del organismo, de modo que favorecen en intercambio de sustancias, el metabolismo celular y por lo tanto el funcionamiento general del metabolismo corporal.

Este hecho suponde que a nivel cerebral se le considere como el aceite que engrasa el mecanismo de funcionamiento de las neuronas y de esa forma, sea el que favorece un funcionamiento mental más ágil.

¿Para qué sirven en casos de niños con trastorno del neurodesarrollo?

La verdad es que son muy positivas las experiencias que se están consiguiendo con chicos con TDAH y también con autismo cuando se combina el uso de Omega 3 y Omega 6 con la terapias y los tratamientos farmacológicos habituales.

En la consulta los llevo usando bastante tiempo y con buenos resultados. Eso sí, no es como el tratamiento farmacológico, los resultados no s notan en unos días, requieren semanas y sobre todo meses para que se vaya viendo un avance progresivamente favorable.

Muchas familias pensarán que es mucho dar esto a los niños junto con el tratamiento…

en efecto, muchos padres tienen la duda de dárselos o no. Pues la respuesta es clara, sí. Tienes mucho más que ganar que si no lo haces. Junto con el tratamiento y la terapia vamos a favorecer un mejor funcionamiento de los mecanismos cerebrales generales y por tanto un mejor rendimiento cognitivo. Toda ayuda es poca cuando hace falta y estos mecanismos no funcionan tan bien como deberían.

Hay que mantenerlo junto a la medicación… etc.. Efectivamente. Se combinan sin ningun problema sino todo lo contrario, potencia el funcionamiento de la medicación. Hace años que las leches infantiles están suplementadas con omega 3 para asimilarse a la leche materna y ha demostrado potenciar el desarrollo neurológico y visual.

¿Con qué frecuencia y en qué cantidad hay que darlo?

Las cantidades pueden variar según el problema y la edad pero en general unas cifras entorno a 500-1000mg de DHA es adecuado.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

Experiencia real de parto: qué sentí y cómo lo viví

A medida que el embarazo va llegando a su término, en las mentes de las gestantes primerizas hay una pregunta que no deja de darnos vueltas: ¿Cómo será el parto?

Son muchas las experiencias de parto que nos van llegando a medida que avanza nuestro embarazo, aunque al menos en mi caso, la mayoría de esas historias eran para no dormir. ¿Por qué la gente se empeña en contar siempre lo malo?

Por otro lado, en los cursillos de preparación al parto, es tanta la información técnica que se recibe que, al menos yo, acabé un poco sobresaturada de términos médicos que no me sirvieron para hacerme a la idea de lo que podía ser un parto real.

Pues aquí estoy yo para contaros prácticamente con pelos y señales, cómo fue mi parto de una forma más cercana y para que os podáis llevar una idea de cómo me sentí en cada fase.

Recalco: esta es mi experiencia, la tuya será única y puede que no se parezca en nada a la mía pero quédate con que el resultado final merecerá mucho la pena, que al final es lo verdaderamente importante.

Primera Fase: La dilatación

«Se corresponde al inicio de contracciones de parto, dilatación del cuello del útero y descenso de la cabeza del feto por el canal del parto».

Photo by Limor Zellermayer on Unsplash

En mi caso, las contracciones empezaron el viernes 4 de octubre y las recuerdo como unos ligeros dolores de regla que se repetían cada 20 minutos aproximadamente. Nunca había tenido contracciones y cuando caí en la cuenta de que las estaba teniendo, rápidamente descargué una app en mi móvil llamada «Contador de contracciones» (yo usé esta, pero hay muchísimas) para ir cronometrando cada cuánto tiempo se repetían.

Cuando empezaron a hacerlo cada 8-10 minutos, me fui al hospital pero al monitorizarme me dijeron que solo estaba dilatada de unos 2cm y que el cérvix o cuello del útero no se había borrado, por lo que me mandaron para casa.

Dos horas después, lo que eran ligeros dolores de regla empezaron a ser dolores más fuertes de regla pero no inaguantables. Las contracciones se empezaron a repetir cada 3-5 minutos y estuve cerca de dos horas cronometrándolas en casa. Así, a las 6 de la mañana nos volvimos a ir al hospital donde me dijeron que efectivamente ya debía quedarme allí para empezar con el verdadero trabajo de parto.

Dicen que las madres primerizas tardamos una media de 8-12 horas en dilatar hasta los 10 necesarios para comenzar con el expulsivo. En mi caso, a las 12 del medio día aproximadamente, rompí aguas y sobre las 13:00h mis contracciones comenzaron a ser bastante insoportables.

A esa misma hora, la matrona me confirmó que estaba dilatada de 7 cm y me planteó la posibilidad de ponerme la epidural. Dije que sí sin dudarlo. En esos momentos me sentía morir con cada contracción y solo gracias a que mi marido se dejaba estrujar literalmente las manos y me aguantaba, pude sobrellevar el trance sin echarme a llorar.

Todo cambió a las 14:00h con la epidural. Y eso que al anestesista le costó inyectarme el vial (5 intentos) por lo tensa que yo estaba. Pero una vez te suministran este milagro de la medicina, el dolor se va de forma instantánea.

Me habían contado que con la epidural, las piernas se te duermen y no notas nada por lo que no puedes empujar. No fue este mi caso, aunque sí que es cierto que las contracciones se me espaciaron por lo que tuvieron que administrarme algo de oxitocina.

Segunda Fase: El expulsivo

«La fase de expulsivo empieza cuando se alcanza la dilatación completa y acaba en el momento en que el feto sale completamente al exterior». 

Photo by Patricia Prudente on Unsplash

Una vez estuve bajo los efectos de la epidural, el parto se hizo mucho más llevadero. Después de esperar durante 1h recostada de lado para favorecer la dilatación de los últimos centímetros que me quedaban para alcanzar los 10 necesarios, la matrona se quedó finalmente conmigo para empezar a empujar.

Debemos empujar aprovechando el empuje de las contracciones que, debido a la epidural, ya no las sientes como un dolor intenso sino como unas ganas enormes de empujar. Son los llamados pujos y la sensación es parecida a cuando tienes ganas de ir a hacer de vientre.

En mi caso, en cada contracción aprovechábamos para empujar hasta tres veces. En este punto, me gustaría destacar la profesionalidad con la que me trataron y animaron la matrona (Mª del Mar) y la auxiliar (Encarna) que me asistieron durante el parto en el Hospital Universitario del Vinalopó (Elche). Creo que sin ellas y sin mi marido, hubiera desfallecido en esta fase. Y es que, después de estar empujando durante un buen rato, únicamente conseguíamos verle la coronilla a mi bebé, que volvía a desaparecer cuando dejaba de empujar. El problema era que no estaba empujando de la manera correcta. Concentraba la fuerza en el abdomen y la garganta cuando hay que focalizarla hacia el periné.

En ese momento, cuando había perdido ya parte del ánimo, entre todos consiguieron devolverme al buen camino poniéndome un espejo para que pudiera verle la cabecita al bebé y recolocándome para poder empujar de forma más eficiente. Finalmente, a falta de media hora para instrumentalizar el parto, conseguí empujar bien para que mi bebé por fin sacara la cabeza. En ese momento y a pesar de las ganas increíbles que tienes ahí de empujar, no hay que hacerlo, ya que el bebé se gira sólo de forma muy lenta para favorecer la salida de los hombros y no lastimar la zona del periné de la madre. Una vez asoman los hombros, el resto es pan comido. La matrona saca, lava y te coloca en el pecho a tu bebé en cuestión de segundos. Eran las 17:53h.

Tercera Fase: El alumbramiento

«Aunque es habitual utilizar este término como sinónimo de parto, en medicina esta tercera fase hace alusión, en realidad, a la salida de la placenta. El parto no ha acabado técnicamente hasta que sale la placenta y las membranas ovulares».

Photo by Fanny Renaud on Unsplash

Si pensabas que cuando expulsaras al bebé, el parto se había acabado, estabas muy equivocada. Es cierto que una vez tienes a tu bebé sobre tu pecho, ya no importa nada más, pero la realidad es que todavía te queda por expulsar la placenta.

En mi caso, la expulsión de la placenta fue completamente indolora (seguimos bajo los efectos de la epidural) y salió completa. Cuando la vi me recordó a un hígado de vaca y es importante que no quede ningún resto en tu interior puesto que una vez se desprende, se produce una fuerte contracción en el útero que lo cierra para evitar una gran hemorragia. Por último, solo quedaba coser el pequeño desgarro que me produjo el bebé al salir con una mano pegada a su carita.

Como ya he comentado, esta parte del proceso a penas fue perceptible para mí ya que desde el primer momento estás con tu bebé encima en contacto piel con piel, método que se ha demostrado es importantísimo sobre todo en las dos horas posteriores al parto donde el bebé vive el periodo sensitivo para crear el vínculo afectivo con la madre.

Y este fue el resultado de mi parto:

Como veis, por muy duro o muy liviano que sea tu parto, el resultado será el mejor regalo que la vida te va a ofrecer. Así que, si estás a punto de dar a luz, afróntalo con optimismo y ánimo, porque eres portadora de vida y esta se está abriendo a través de ti.

Portada |  Alex Hockett de Unsplash

Compartir es vivir:

error

Source link

¿Por qué Japón tiene a los niños mejor alimentados del mundo?


Actualizado:

Guardar

Los niños japoneses son todo unos campeones. Y no de un deporte en concreto o porque sean los más listos. No. Son unos verdaderos campeones de salud.

Japón ha logrado una hazaña que parecía imposible. ¿Acaso puede un país desarrollado tener excelentes indicadores de nutrición y salud entre los menores, incluida una incidencia muy baja de obesidad? La respuesta es sí. ¿Su secreto? El almuerzo escolar.

El informe de Unicef, publicado el martes, coloca a Japón a la vanguardia de la salud infantil, con bajas tasas de mortalidad y un número muy pequeño de niños con bajo peso.

Pero también tiene la tasa de obesidad infantil más baja entre 41 países desarrollados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Unión Europea.

Según los expertos, entran en juego varios factores, incluida la atención especial que los japoneses prestan a la salud, los controles médicos regulares para los niños y, especialmente, el papel clave del almuerzo escolar.

Prohibido traer comida de casa

«Los almuerzos son diseñados por nutricionistas y se sirven en todas las escuelas primarias y en la mayoría de las universidades de Japón», declaró a AFP Mitsuhiko Hara, pediatra y profesor de la Universidad Kasei Gakuin de Tokio.

En los comedores escolares se come lo que se sirve. Es la única opción puesto que está prohibido que los alumnos lleven comida de casa. Por ello, aunque no son gratuitos, están financiados.

Cada menú está diseñada al milímetro y consta de aproximadamente 600-700 kilocalorías, distribuidas de manera equilibrada entre carbohidratos, carnes y verduras. Un ejemplo de menú es: arroz con pescado a la parrilla y un plato de espinacas y brotes de soja, servido con sopa de miso con cerdo, todo acompañado de leche y ciruelas pasas.

«El almuerzo escolar está diseñado para proporcionar los elementos nutricionales que tienden a faltar en las comidas que se consumen en el hogar», dijo el funcionario del ministerio de educación, Mayumi Ueda, a AFP. «Contribuye al equilibrio nutricional que necesitan los niños», informó.

Y estos almuerzos no son solo para alimentar a los menores sino también para educarlos, ya que cada menú va acompañado de su pertinente información nutricional. «Es una buena manera de educar a los niños», dijo Hara.

Educación

En las escuelas de Primaria, los estudiantes usan imanes con imágenes de alimentos que colocan en diferentes categorías en una pizarra para aprender a distinguir, por ejemplo, las proteínas de los carbohidratos.

«La ley establece que los almuerzos escolares deben ser una parte integral de la educación», dice Ueda. «No se trata solo de alimentar: los niños también aprenden a servir comida y a recoger la mesa».

Los almuerzos escolares comenzaron en Japón en 1889 y el programa se extendió después de la Segunda Guerra Mundial, para combatir la desnutrición infantil en un momento de grave escasez de alimentos.

Pero, según Hara, ha habido otros factores que también han jugado a favor de los japoneses. «Se preocupan por su salud, por lo que tratan de comer variado. Y eso es bueno», agrega.

Los resultados son claros: Japón tiene una de las tasas de mortalidad infantil más bajas y la proporción de niños con sobrepeso u obesidad de 5 a 19 años es del 14,42%, mucho menos que en la mayoría de los demás países, especialmente los desarrollados. EE.UU., según Unicef, está en la cima de esta clasificación (41.86%), seguido de Italia (36.87%) y Francia (30.09%).

Hara también explica que un chequeo médico regular completa todo el sistema. Los padres y los niños reciben recordatorios de las autoridades de su lugar de residencia de cuándo tienen que pasarlo, mientras que los menores tienen un examen médico en la escuela, en los que se les mide y se les pesa.

Mal ejemplo de España

Sin duda, esta realidad no tiene nada que ver con la situación en España, donde más del 40% de niños de entre 6 y 9 años tiene sobrepeso, según el Estudio Pasos de la Fundación Gasol. Además, un reciente informe de la OCU indicó que faltan frutas, huevos y legumbres en los menús escolares, en los que abundan los hidratos de carbono, carnes y embutidos.

Sin embargo, parece que poco a poco empiezan a vislumbrarse cambios, ya que las tasas de obesidad infantil empiezan a generar una alarma necesaria. Recientemente, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, presentó un estudio para analizar las medidas para reducir el acceso a alimentos poco saludables, entre las que se encuentran la puesta en marcha de tasas sobre este tipo de alimentos, así como incentivos para la producción y distribución de alimentos saludables.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

Creating bags: envases sostenibles para tu negocio

Si seguís este blog ya sabréis que, a nivel particular, llevo un tiempo tratando de cambiar hábitos de manera progresiva para cuidar del planeta dentro de mis posibilidades. Aunque sé que todavía me quedan muchas cosas por aprender y poner en práctica, sigo muy de cerca el movimiento zero waste para empaparme de toda información y me declaro fan de aquellos negocios que son sostenibles y practican la economía circular.

Pero también tengo claro que, para el planeta, mi/nuestro granito de arena, obviamente, no es suficiente. Los gobiernos tienen que reaccionar ya ante una realidad que pinta muy cruda y las grandes, medianas y pequeñas empresas tienen que ponerse las pilas y actuar.

En el berenjenal de los gobiernos prefiero no meterme por ahora, pero de algunas (pequeñas) empresas sí puedo y quiero hablar porque están comprometidas con nuestro planeta y llevando a cabo modelos de negocios dignos de mención.

Es el caso de Creating Bags, una empresa española que desde el 2012 se dedica a fabricar, desde Elche, envases de yute y algodón para otros negocios.

Creating Bags, envases de yute y algodón para empresas

Packaging para We are Bonito, por Creating Bags.

Jorge Trives, el CEO de Creating Bags, tuvo esa idea de negocio antes de que las palabras «ecofriendly» «residuo 0» o «microplástico» se pusieran de moda, ni mas ni menos que hace ya 20 años. Y es que el inicio primerísimo de Creating Bags tiene una base muy sólida, ya que nació apoyada sobre los cimientos de un negocio familiar en el que se lleva vendiendo tejido de yute desde hace más de 30 años.

¿No estaría bien que al comprar en una tienda, esta te diera tus artículos en una bolsa corporativa sostenible? Ojo, no compostable o biodegradable como las que te ponen en ciertos supermercados, que pueden seguir conteniendo plástico y sí, se descomponen pero ¿cuándo? ¿dentro de 500 años? no estaremos aquí para comprobarlo… me refiero a bolsas sostenibles de verdad.

Y sí, a priori, pudiera parecer que una bolsa de plástico es más económica que una bolsa de algodón o yute pero no es así si tienes en cuenta los usos que les puedes dar a una y a otra. Deberíamos empezar a pensar más en el valor que tienen las cosas teniendo en cuenta el rendimiento que les podemos sacar. Por ejemplo, una bolsa de algodón puede tener 100 usos como mínimo, mientras que una de plástico, como mucho, puede tener 5 usos. ¿Te salen ya las cuentas?

Pues te voy a remover un poco la conciencia para terminar de convencerte. ¿Te suena de algo la Isla del Plástico? Es un área de 1,6 millones de kilómetros cuadrados (para hacernos a la idea sería como sumar las superficies de España, Francia y Alemania) donde se acumulan más de 1,8 billones de piezas de plástico, y lo peor es que su crecimiento es exponencial. ¡Terrible!

Los puntos fuertes de Creating Bags

Capazo para Lau Beach, por Creating Bags.

Por suerte, hay alternativas a nivel empresarial, como las que ofrece Creating Bags. La empresa creció con el propósito de convertirse en una alternativa al plástico, aunque lo natural en ese momento no era tendencia. Al principio tenía su público en aquellos que buscaban poder diferenciarse de sus competidores, potenciar su imagen o, simplemente, ser originales.

Pero tenía un problema que tenía que solventar: si quería seguir fabricando todo aquí, en España, los costes era demasiado elevados.

¿Cuál era la solución? ¿Emigrar? Nada más lejos de la realidad. Contrataron a un grupo de ingenieros y fabricaron sus propias máquinas para automatizar el máximo de procesos posibles ya que el objetivo era mejorar los costes pero sin bajar la calidad.

Y lo consiguieron. De esta manera acortaron los tiempos de fabricación y fueron más competitivos pero también consiguieron algo que, actualmente, es uno de sus grandes valores añadidos: fabricar grandes cantidades en pequeños espacios de tiempo.

Además, para seguir acortando tiempos, en su web programaron una calculadora que es capaz de decirte en tiempo real y en base a las medidas y características del producto, qué bolsa necesitas y el precio. Más tiempo ganado.

Y todavía hay más. La otra gran ventaja de esta empresa es que como es fábrica, el cliente puede personalizar al límite su envase, tanto en impresión como en medida. Aunque también disponen de un catálogo de medidas estándar pensado para aquellos clientes que quieren diferenciarse pero no tienen muy claro cómo hacerlo. (Sí, el asesoramiento personalizado está garantizado durante todo el proceso).

En resumen, si haces un pedido te lo entregan en un período de 2 a 10 días laborables a partir de la confirmación del pedido, 5 días más si además el pedido va con impresión personalizada, y si la entrega es en Península. Si el envío es a Baleares, por el transporte, tardan 2 días más que en Península. Y no se olvidan de Canarias. También hacen envíos a las islas, suelen tardar unos 4 días más que a Península.

¿No sería genial que los envases de algunos artículos, sobre todo en el sector alimentario, pero también, en otros como el de belleza (o en cualquier tipo de artículo que se te ocurra, el plástico nos invade) se presentaran en bandejas, cajas, estuches, capazos… de materiales sostenibles?

Seguramente podrías decirme más de una marca que ya lo hace, y seguramente tendrás muy buena opinión de ella, ¿me equivoco?

Las marcas que suelen apostar por envases diferentes, como mínimo, llaman más la atención y de hecho es una estrategia de marketing muy recurrente.

Jorge me contó que hay algunas marcas que, a la hora de lanzar un producto nuevo, o en una determinada fecha del año relanzan un producto en un envase nuevo con la intención de captar la atención de posibles nuevos consumidores. Una vez el artículo te entra por los ojos y te decides a comprarlo, obviamente, si no cumple con tus expectativas no lo vas a volver a comprar aunque te lo presenten con unas luces de neón, pero si te gusta, no hace falta nada más, ni envase ni focos, tu estrategia de captación ha funcionado. Y si funciona, yo solo tengo que decir que la campaña de Navidad está a la vuelta de la esquina…

Hablemos un poco del yute y del algodón

Como comentábamos, en Creating Bags también son especialistas en impresión sobre yute y algodón. Estudiemos un poco más a fondo esos dos tejidos.

El yute es el tejido con el que trabajan desde el principio. El tejido es nacional, pero el hilo es de India y eso me llamó la atención. ¿A ti también?

Pues no te preocupes, porque otra cosa no sé, pero el yute es una de las principales materias primas que controla el gobierno de India. Su precio está regulado y por tanto no se puede explotar. Está totalmente garantizado que es de comercio justo y cumple con todas las normativas europeas.

En cuanto al algodón, que llegó después a esta empresa, fue todo un éxito seguramente porque tiene algunas cualidades que son mejores que el yute.

El yute de verdad, como el que usa esta empresa, puede dejar algo de pelusilla, puede oler (como todos los tejidos naturales), es más tosco, y por su rugosidad, es más difícil de imprimir. Pero por otro lado, tiene un acabado muy artesano. Y precisamente una de las cosas bonitas de hacer envases naturales es que ninguna bolsa es igual a la otra. Eso verifica precisamente que se trata de tejidos naturales.

El algodón tiene otro tacto, es más fácil de serigrafiar. Además se puede lavar (el yute no) y por tanto puede llegar a tener más vida útil.

Pero, si los comparamos a nivel sostenible, el yute es el tejido ecológico por excelencia. En su proceso de elaboración, se aprovecha de las aguas del Monzón (que son entre agosto y septiembre). De hecho, sube o baja de precio según si en su origen ha llovido más o menos.

La situación en España

Actualmente, aunque todavía hay mucho desconocimiento y confusión, lo natural está muy en tendencia en nuestro país. Al menos la gente está empezando a tomar conciencia de que hay que dejar el plástico a un lado y optar por materiales más amigos del planeta.

Sin embargo se siguen viendo barbaridades (porque no me digáis que no habéis visto en redes sociales imágenes de piezas de fruta sueltas embaladas en una bandeja de poliespan).

¿Qué es lo bueno de todo esto? Cada vez hay más gente a la que no le es indiferente ver este tipo de atrocidades y las denuncia. ¿La parte negativa? Hay mucha desinformación y confusión con respecto a qué productos son sostenibles y cuáles no lo son.

Hace poco a mí misma me pasó. Entré en Amazon buscando saquitos de algodón y encontré muchos resultados. Las palabras clave estaban ahí: sostenible, biodegradable, reciclable, ecológico… sí, pero siempre hay que leer la letra pequeña (y esto me lo estoy diciendo a mi misma, con tono maternal similar al «te lo dije») y en este caso la clave estaba en la descripción. Ahí estaba la composición y para mi sorpresa, había plástico por un tubo y algodón un ¿5-10%? ¿Cuántas personas habrán comprado ese producto pensando que estaban comprando algodón? No lo quiero pensar.

Hablé largo y tendido con Jorge sobre el objetivo final de acabar con el plástico en nuestras vidas y llegué a la conclusión de que tanto a nivel personal como de empresa, es algo que, esperemos, irá sucediendo de manera progresiva. O así debería ser.

A nivel de negocios es necesario que ciertos sectores cambien sus hábitos y vayan introduciendo otro tipo de materiales más sostenibles en su trabajo. Por ejemplo: las floristerías. ¿No os sorprende que un sector que se dedica a vender cosas naturales utilice tantos atrezzos de plástico de un solo uso?

Ejemplo, presentación maceta con tela de yute, por Creating Bags

Ojalá esos cambios de comportamiento y costumbres vayan modificándose poco a poco, pero lo que sí es seguro es que movimiento hay y la prueba está en la facturación de Creating Bags: en el primer semestre de este año ya han alcanzado la misma facturación de todo el año pasado.

Las cosas están cambiando. Las conciencias se están removiendo. Solo tenemos un planeta y estamos a tiempo de salvarlo. ¿Te pasas al lado sostenible de la vida?

Compartir es vivir:

error

Source link

¿Lavar o no lavar la ropa nueva de bebé? Esa es la cuestión.

Si vas a ser madre o lo has sido recientemente, no me cabe duda que una de las cosas que con más ilusión esperas, es la de vestir a tu bebé con toda la ropita nueva que has ido adquiriendo a lo largo del embarazo. Nada se compara con la emoción de estrenar y más en cuanto a ropa se refiere. Pero, antes de esto, al menos a mí, se me plantea un dilema: ¿es necesario lavar la ropa nueva de bebé antes de estrenarla?

La respuesta es sí

Y resulta que no solo la ropa de bebé, aunque este post en concreto va dirigido a la de ellos, sino todas las prendas de ropa que compramos para pequeños y adultos. A continuación te explicamos el porqué.

Generalmente la ropa de bebé que adquirimos, viene muy bien presentada en la tienda en su correspondiente cajita y expuesta de forma que luzca «apetecible». Sin embargo, esa caja ha estado previamente metida en otra caja mayor y almacenada en camiones o centros logísticos donde puede haber pasado de mano en mano y llenarse de polvo o suciedad que, a priori, no se puede ver pero que podría ser perjudicial para las sensibles pieles de nuestros recién nacidos.

Por otro lado, los fabricantes de ropa suelen añadir productos químicos al final del proceso de producción, para que las prendas luzcan su mejor cara, es decir, para que en la tienda las veas más brillantes, suaves o sedosas. Sí, lo mismo que pasa con las frutas brillantes y apetecibles en el supermercado… esa infalible técnica marketiniana nos persigue allá donde vayamos.

Sin embargo, la piel del bebé no está preparada para hacer frente a estos productos químicos y puede irritarse, producir alergia o incluso la temida dermatitis (hablamos más detenidamente de ella en este artículo).

Entonces, ¿cómo debemos lavar la ropa que usarán nuestros bebés?

Una vez tengas claro que la prenda elegida es la correcta en cuanto a tallaje, estos son los pasos que deberías seguir:

1.- Consultar la etiqueta de la prenda, donde puedes comprobar si es posible lavarla a máquina y usar secadora.

2.- Si no es posible utilizar la lavadora, tendrás que lavar la prenda a mano con agua tibia y jabón neutro. Si por el contrario la puedes lavar a máquina, elige un programa de ciclo corto y utiliza un detergente libre de químicos que esté especial y dermatológicamente recomendado para usarlo en prendas para bebé.

3.- Si no fuera posible secar las prendas en la secadora, tiéndelas en un lugar en el que no haya posibilidad de que entren en contacto con polvo, plantas ni animales.

¡Importantísimo! Hasta que tu bebé no cumpla los 6 meses de vida, sus prendas de ropa no deben ser lavadas al mismo tiempo que las prendas de vestir de adulto, ya que estas son expuestas a ambientes que podrían ser perjudiciales para nuestros bebés. Por no hablar de que el detergente usado para lavar unas prendas u otras, tampoco es el mismo, el de adultos puede llevar perfumes y otras sustancias que pueden ser demasiado agresivos para su delicada piel. Lo mismo pasaría con los productos de higiene que utilizamos para el baño pero eso, si te parece, lo dejamos para otro post.

¿Sabías que era tan importante lavar la ropa nueva antes de estrenarla?

Imágenes | Christian Fickinger de Unsplash, Jonathan Borba de Unsplash

Compartir es vivir:

error

Source link