«El lunes empiezo la dieta, ¿cómo lo hago?»

MADRID
Actualizado:

Guardar

El verano va llegando a su fin y al volver a la rutina son muchos los que se conciencian profundamente de la necesidad de perder peso tras los excesos estivales y sus consecuencias en la báscula. «El lunes empiezo la dieta» vuelve a sonar con fuerza, un año más, en la mayoría de las conversaciones entre familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Es por ello que, una vez que suene el pistoletazo de salida de este nuevo intento, hay que tener claro qué tratamiento nutricional se debe elegir para obtener los máximos resultados a nivel de eficacia y durabilidad, siempre bajo el marco de la confianza en un adecuado asesoramiento profesional y de la toma de conciencia de que combatir el sobrepeso y la obesidad es una necesidad que más allá del objetivo estético, persigue metas sanitarias cada vez más relevantes.

El doctor Carlos Fernández Fuentes, director médico del Grupo NC Salud, marca dos tipos de perfiles según las necesidades para perder peso. En el primer grupo, encajarían aquellas que no se han planteado ninguna meta temporal, es decir, que quieren afrontar el reto sin prisa, pero sin pausa. Mientras que en el segundo grupo serían aquellas personas que sí sienten la necesidad de alcanzar un objetivo mucho más específico y en un corto periodo de tiempo. «Es muy importante a la hora de comenzar una dieta ubicarnos en uno de estos dos grupos para marcarnos unos objetivos reales que podamos asumir», explica el doctor Fernández Fuentes.

Para las personas que padecen un grado de obesidad elevado o desean perder peso para mejorar alguna enfermedad de base relacionada con la misma (colesterol, diabetes, hipertensión, etc), el doctor Carlos Fernández Fuentes, recomienda que ubicarse en el primer grupo, ya que se hace indispensable una estrategia nutricional a medio o largo plazo. «Estas personas necesitan frenar la formación de nuevo tejido adiposo y regular los líquidos, uno de los motivos más comunes por los que aumenta el peso corporal (sobre todo en mujeres). Lo ideal es completar la dieta y el ejercicio físico con algún producto saciante que ayude a reducir el volumen y mejorar el metabolismo».

Por otro lado, si se requieren de resultados más a corto plazo o se está sujeto a algún objetivo concreto en el calendario, el doctor Carlos Fernández Fuentes, aconseja incluir en la dieta alimentos diuréticos, y mejorar los resultados con productos antigrasas y quemagrasas. Con respecto a los planes de comidas, en ambos casos, el doctor Carlos Fernández Fuentes, recomienda una dieta mediterránea que se adapte a las necesidades y gustos de los pacientes, «una dieta no debe convertirse en una tortura, por ello es importante que se incluyan platos y alimentos que sean del agrado del paciente».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

Los niños que comen bien son más sociables


Actualizado:

Guardar

Los últimos datos del V Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias que, en esta edición se ha centrado en la alimentación y su relación con el rendimiento escolar, revelan que los niños que siguen una dieta equilibrada son, según afirman sus padres, los que tienen mejor actitud en el colegio, con sus compañeros de curso y en casa. «El estudio ha profundizado en el bienestar emocional de los niños, de manera que se ha podido relacionar el grado de adherencia a la alimentación equilibrada con diferentes aspectos como la relación con la familia, los amigos o las actitudes en el colegio», destaca el doctor Rafael Casas, psiquiatra y experto en promoción de hábitos de salud y en obesidad infantil.

Según los padres, el 58% de los pequeños de 3 a 12 años que come de forma saludable está muy de acuerdo en que se lleva bien con sus compañeros de clase; un porcentaje que baja al 48% si se compara con el total de niños encuestados. En esta línea, los que siguen una alimentación saludable dicen divertirse más. El 96% de estos niños asegura pasárselo bien con sus amigos. Al profundizar en las respuestas de los niños que presentan exceso de peso, esta cifra baja al 85%.

El estudio apunta además que los alumnos que comen bien son también más participativos. Si bien es cierto que el 48% está muy de acuerdo en que participa en actividades sociales, este porcentaje asciende al 61% entre los que comen de forma equilibrada.

El V Observatorio Nestlé ha clasificado a las familias encuestadas entre las que siguen una alimentación equilibrada y las que no, considerando que un niño come de forma saludable cuando consume fruta natural y verduras frescas en su día a día y, al menos una vez a la semana, legumbres, pescados y frutos secos, incluyendo el aceite de oliva como aliño habitual y el agua como bebida principal. «En el estudio vemos que solamente un 10% de los niños cumple con la dieta mediterránea, el 30% la sigue a medias y un 60% no la cumple», explica Laura González, responsable de Nutrición de Nestlé España.

¿Qué ocurre en casa?

Preguntados los padres por el comportamiento en el hogar, el V Observatorio Nestlé revela que el 66% de los que siguen una dieta equilibrada está muy de acuerdo en que sus hijos tienen una actitud positiva cuando se relacionan con ellos frente al 53% del total. En los casos de niños con exceso de peso, este porcentaje baja al 47%.

Según los mismos, los niños que comen bien tienen más confianza en sí mismos, un 41% frente al 29% del total y además, se enfadan menos en casa. Mientras el 10% de los niños españoles tiene riñas familiares casi todos los días, solo el 5% de los que comen de forma equilibrada se enfada con sus padres a menudo.

«En el estudio vemos que los que comen de forma saludable se portan mejor con sus padres que aquellos que no lo hacen. Al preguntar a los padres, se confirma, al comparar con las respuestas del total de encuestados, que los niños que siguen una dieta equilibrada presentan un mayor grado de bienestar. Lo vemos en las respuestas sobre la escuela (obtienen más excelentes en sus notas que el resto, muestran mejor actitud…), sobre sus relaciones sociales (se llevan mejor con otros niños, se divierten más…) y también en las del entorno familiar», destaca Casas.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

El chef dos estrellas Michelin que enseña a familias y a colegios españoles a comer sano

MADRID
Actualizado:

Guardar

Es posible introducir la verdura y los buenos hábitos en los platos de los niños. Tan solo hace falta un poquito de imaginación… y de ayuda. Por ejemplo, del chef Dani García, quien con sus dos estrellas Michelin, y de la mano de Fundación Mapfre, ha presentado su proyecto #Practicooking, con el objetivo de impulsar recetas divertidas y consejos de alimentación para que la cocina sea un lugar de aprendizaje y diversión para toda la familia.

Esta iniciativa pretende divulgar la importancia de una alimentación saludable como instrumento para la prevención de la obesidad infantil, una patología al alza en todo el mundo. En España, recuerda el director de promoción de la Salud de la Fundación Mapfre, Antonio Guzmán, «la obesidad sigue aumentando y ya afecta a un 17,4% de la población. Y si nos referimos a la obesidad infantil, tenemos que esta alcanza ya a más de uno de cada diez menores (según datos del Ministerio de Sanidad). Pero esto no es culpa de los niños, es de todos. Pensamos que es importante educar a las familias en la necesidad de una alimentación saludable. Por este motivo #Practicooking tiene como objetivo principal mejorar la alimentación en los hogares de nuestro país. ¿Cómo? Dotando a estas y a los profesores de instrumentos para cuidar de su salud».

Para ello, el chef marbellí y Fundación MAPFRE han elaborado una serie de recetas fáciles, rápidas y sabrosas a base de alimentos frescos para que los padres acerquen a los más pequeños al mundo de la gastronomía. Estas propuestas se irán actualizando cada dos semanas a los largo de este trimestre, y van acompañadas de un vídeo explicativo protagonizado por Dani García. Para facilitar la elección en cada receta se indica el nivel de dificultad, la edad más adecuada para elaborar cada plato, los ingredientes necesarios, los alérgenos y los pasos para prepararlas.

En las primeras cinco recetas se encontrará información para preparar platos originales como espaguetis boloñesa de verduras escondidas o pescado a la plancha con pisto de frutas, que este chef irá confeccionando poco a poco. «Soy cocinero pero también padre, y sé lo difícil que es que los niños coman bien. Además hay una percepción general de que lo saludable va unido a lo que no está rico. Pero no es así. Es posible elaborar platos atractivos para nuestros hijos con esfuerzo y creatividad. Y para conseguirlo, sabemos que es necesario que exista una unión vital entre el padre, la madre, el niño y el colegio. Este triángulo es fundamental».

Por este motivo, y como complemento a esta iniciativa en redes, Dani García y Fundación MAPFRE se acercaran al público más joven colaborando en diferentes colegios a través de talleres en los que transmitirá la importancia de mantener un estilo de vida saludable, tanto en lo relacionado con alimentación como con actividad física.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia

Source link

«Es un error levantarse y no desayunar»

Madrid
Actualizado:

Guardar

Los padres, en ocasiones, cometen errores y descuidos en la alimentación de sus hijos que no saben solventar con el paso del tiempo. Los motivos que llevan a esta situación pueden ser diversos: falta de tiempo, improvisación, desconocimiento, preocupación corporal de los niños…

Las expertas Anna Bach, profesora de Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, y Esther Calsina, miembro de la vocalía de Alimentación y Nutrición del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, responden sobre los fallos más frecuentes en el día a día de los más pequeños.

¿Qué deberían tomar para desayunar?

Dado que el desayuno es una de las principales comidas del día, su omisión o la ingesta de un desayuno insuficiente o deficiente, puede repercutir en las actividades físicas e intelectuales de los jóvenes como disminución de la atención y del rendimiento académico.

Los niños deberían iniciar el día con un buen desayuno basado en lácteo, cereal y fruta. Necesitan energía para poner todo su organismo en marcha, lácteos para el crecimiento óseo y fruta para que todas las reacciones del cuerpo y les defensas funcionen.

Es un error levantarse y no desayunar porque si en época escolar se van sin ingerir nada hasta el almuerzo pueden hacer hipoglucemias, bajar el azúcar en sangre, y incluso provocar pérdida de conocimiento.

A media mañana y a media tarde, ¿qué es lo más recomendable?

A media mañana, a partir de los 7 años, ya no suelen tener suficiente con fruta la mayoría de ellos y se puede complementar con un bocadillo. A media tarde lo ideal sería otro bocadillo sobretodo si hacen alguna actividad deportiva, sino un yogur o lácteo acompañado de fruta o solo de vez en cuando unos biscotes. La fruta es necesaria, pero al ser de absorción rápida no sería lo más indicado antes de iniciar actividad física.

La merienda es una comida importante en el global del día y suele coincidir con la hora en que termina la jornada escolar y comienzan las actividades extraescolares. Es en este momento cuando se recomienda comer una pequeña comida que es importante por los siguientes motivos:

— Es necesario que aporte la energía necesaria para que el niño pueda afrontar correctamente lo que queda de tarde, que normalmente se dedica a actividades extraescolares (actividad física o actividad intelectual).

— Debe permitir que el niño no llegue a la cena con un hambre desmedida.

— Debe representar una de los 5 comidas y el 15-20% de la aportación nutricional diaria, y por tanto es necesario que el contenido sea el adecuado.

Cenar y comer lo mismo que los mayores

Es aconsejable que coman y cenen lo mismo que los padres si es en el marco de una dieta equilibrada, y si es peciso adaptarla a sus necesidades modificando algunos aspectos y cantidades. Los adultos tenemos necesidades distintas, por ejemplo, en cuanto a la energía que necesita nuestro cuerpo.

La conviavilidad es muy importante, comer juntos, dado que contribuirá a introducir los alimentos, dar ejemplo, permitir hablar y dar otra opción comunicativa y expresiva. La recomendación sería hacer al menos 1 comida al día en familia:

No interferencias: tv, móvil, tablet ….

— Todos a la mesa para intentar lograr un rato agradable para ofrecer una alimentación saludable

Chuches, ¿sí o no?

Sobre las chuches diría que sólo en ocasiones especiales y de celebración, y no el día a día. Aportan azúcares simples pero a nivel nutricional poco más. No nos interesa tener frecuentemente este aporte extra de azúcar en la dieta.

Alimentos procesados

Es cierto que vivimos en una sociedad marcada por las nuevas tecnologías y el consumismo. En el sector de la alimentación y nutrición, el impacto de los anuncios es tal que abre la puerta de par en par a consumir lo que son: alimentos preparados o procesados, bollería industrial -con un altísimo contenido en grasas-, comidas pre-cocinadas, etc…

Muchas veces nos falta tiempo para poder preparar una comida sana, ir a comprar, etc… porque nuestro día a día suele ser una carrera a contra-reloj: trabajo-familia-hijos-casa… y acabamos optando por la comodidad en detrimento de nuestra propia salud!

Deberíamos hacer un alto en el camino para reflexionar sobre todo esto. Merecemos cuidarnos y optar por una vida saludable.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link