Top 3 de alimentos por grupo más hidratantes para el verano

MADRID
Actualizado:

Guardar

Una buena hidratación es imprescindible especialmente en los meses de verano, y no sólo el agua resulta una fuente de hidratación sino que en una alimentación variada también se puede encontrar. Por eso la doctora María Amaro, directora de la Clínica Feel Good, ha elaborado una lista de 3 alimentos por grupo más hidratantes para el verano y cuyo aporte se antoja imprescindible en estos meses. Frutas, verduras y legumbres tienen alimentos capaces de aportar las necesidades de una hidratación complementaria a la dieta en verano.

Comenzamos por el grupo de las frutas, en la que nos encontramos con este trío más que necesario:

-La sandía es una de las frutas que más hidratación aporta al cuerpo, además de desintoxicar. Rica en vitaminas C y A, potasio y magnesio que sirve para aportar nutrientes. Puede corregir hasta un 40% el daño producido en la piel por deshidratación.

-La manzana es perfecta para hidratar la piel, ya que es rica en ácido málico y tartárico que eliminan las impurezas de la superficie de la piel. Es un 80% agua, por lo que además hidratarás tu cuerpo sin esfuerzo.

-El pepino. Botánicamente el pepino es un fruto, por eso lo incluimos en este grupo. Es el que más agua aporta de los tres ya que está compuesto en un 97% por este elemento. Rico en vitamina E y muy alcalino, ideal para la piel.

Continuamos con el grupo de las verduras más hidratantes y que hacen de la dieta veraniega el mejor de los aportes en hidratación:

—La lechuga es la reina en esta categoría. Está compuesta por un 96% de agua y es rica en fibra por lo que tiene una sensación saciante. La estrella en los platos de ensalada, tiene además cierto efecto sedante para calmar los nervios.

—El rábano tiene un contenido de agua del 95% pero, además, ayuda con el tracto intestinal ya que tiene un alto contenido en fibra. Además, tiene cierto aporte energético porque contiene hidratos de carbono.

—La calabaza es un potente antioxidante que además contiene más de un 95% de agua. Además de consumirse en verano puedes hacerlo durante todo el año debido a la gran cantidad de variedades. Ayuda al tránsito intestinal.

Finalmente, dentro del grupo de las legumbres, la doctora Amaro enumera las tres que más aporte de agua tienen para el organismo:

—Los guisantes son una de las legumbres que más agua contienen dentro del grupo de las legumbres. Tienen, además, muchos beneficios al contener vitaminas C, K , A y especialmente B1. Aportan proteínas y su fibra soluble favorece la reducción del colesterol.

—Otra de las legumbres que más hidratación aporta al organismo es la judía verde, que tiene un 90% de agua. Tiene un poderoso aporte de fibra al organismo, además de ser diurética por el alto contenido en potasio y bajo contenido en sodio.

—Por último, pero no menos importante, no debemos olvidarnos de las habas. Son un 81% de agua y tienen un alto contenido en proteínas vegetales. Rica en fibra y en hidratos de carbono es un alimento ideal para deportistas puesto que también recupera minerales y es una fuente de hidratación natural.

Resumiendo, si además de incluir estos alimentos hidratantes en la dieta incorporamos el ejercicio, estaremos equilibrando junto con la ingesta del agua las necesidades energéticas, vitamínicas y minerales de nuestro organismo.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link

Deshaciendo mitos: el corte de digestión

MADRID
Actualizado:

Guardar

Muchos son los mitos que existen acerca del corte de digestión, que se convierten en afirmaciones pero que carecen de base científica. Según el doctor Toledo-Pimentel, especialista de aparato digestivo del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, no es necesario esperar después de comer para poder meternos a la piscina o la playa, con miedo de poder sufrir el temido corte de digestión, «sino que son los cambios bruscos de temperatura, las comidas copiosas, o hacer ejercicio justo después de comer», afirma la especialista.

Si en el proceso de la digestión el cuerpo entra en contacto brusco con bajas temperaturas, la sangre se verá obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor, lo que origina mareos y vómitos, lo que popularmente se llama «corte de digestión». Es por eso que el introducirse bruscamente en agua fría justo después de comer puede ocasionar este problema.

En verano, tenemos que tener especial cuidado con la temperatura del agua de las piscinas y playas: «es fundamental mojarnos cada parte del cuerpo muy despacio. De esta forma conseguiremos que nuestro organismo se acostumbre a la temperatura fría del agua». El doctor Toledo-Pimentel afirma que lo más importante es evitar que nuestra temperatura corporal no suba ni baje de manera brusca, porque eso es lo que produce problemas en el proceso de digestión.

Al hacer una comida copiosa y seguidamente hacer ejercicio físico intenso ocurre lo mismo; la sangre que se concentra en el estómago debe fluir por todo el cuerpo para repartir oxígeno suficiente por los diferentes músculos que hayamos ejercitado, lo cual puede provocar también una parada en la digestión.

También hay ciertas comidas muy ricas en grasas o en azúcar que favorecen el corte de digestión. Son factores a tener en cuenta si se va a la playa o la piscina, que son los lugares donde se da este problema con más frecuencia.

Síntomas y actuación

El corte de digestión provoca un gran malestar a quien lo sufre, y puede haber diferentes síntomas: escalofríos, dolor de estómago, mareos y náuseas, piel pálida o urticaria, tensión y pulso bajo, visión borrosa y en casos graves, puede llegar a producirse incluso una parada cardiorrespiratoria.

En caso de sufrir alguno de los síntomas previamente mencionados, el doctor Toledo-Pimentel aconseja seguir estos pasos de actuación.

Salir del agua o dejar el ejercicio físico que estábamos practicando.

Evitar la lipotimia secando y tumbando con las piernas en alto al afectado.

Intentar mantener el calor corporal del afectado. Para ello procederemos a vestirle o tapar su cuerpo con el material que tengamos a mano.

Dieta líquida y beber mucha agua, ya que es probable que la víctima vomite o sufra diarreas.

Reposo hasta la recuperación total.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

Source link